Publicar videos online en alta definición

Filmando

Como podéis ver en la fotografía, recientemente he adquirido una Canon HF11 que me permite el salto a la filmación en alta definición. Es algo que deseaba hace mucho tiempo y que no podía posponer más tiempo. Ahora por fin puedo retomar mi actividad creativa en el campo de la edición de video. Bueno, en la edición de video y de rebote guionización, dirección post-producción.

El sector de las videocámaras está avanzando bastante rápido en cuestiones de calidad y es emocionante vivirlo desde dentro como usuario. Desde hace no mucho tiempo, los usuarios finales aficionados o semiprofesionales podemos obtener, por un desenvolso razonable, equipos con prestaciones realmente profesionales. Ahora mismo el paso de las extendidas cámaras de definición normal (720p) a una cámara que filme en Alta Definición —, similar a priori en peso y forma— es más cómodo y económico que nunca.

Hay mucho que decir sobre el tema de las actuales videocámaras que nos permiten filmar en Alta definición. Habría que hacer un profundo análisis de los mejores modelos y detallar algunos aspectos de la lucha de compañías —y desquicie por parte de los usuarios finales— por los diferentes formatos digitales de filmación que se han dado en pocos años, a cada cual intentando imponer su criterio. Todo ello, sin olvidar las posteriores dificultades o mejores opciones para editar de manera no lineal las tomas con las opciones de software actuales. Así que, aunque aquí os lanzo un par de enlaces, mejor me reservo esta documentación para ir dosificándola poco a poco.

El tema que nos ocupa en este artículo es el de la difusión por Internet de nuestros proyectos audiovisuales. La mayoría de usuarios que nos hacemos con un equipo de alta definición deseamos producir proyectos audiovisuales a nivel aficionado o semiprofesional pero con la máxima calidad posible. Y la mejor herramienta para la difusión de un proyecto de estas características es, sin duda alguna, Internet. De ahí que una de las primeras cuestiones que nos hacemos es cual es la mejor herramienta on-line para difundirlos dando absoluta prioridad a la mayor calidad posible. Una vez obtenido tu equipo de filmación e incluso producido tu proyecto, debes plantearte varias cuestiones antes de elegir una plataforma:

  • Tu ancho de banda

    Lamentalemente, por muy buena que sea tu videocámara, hay cosas de las que no puedes escapar. Y una conexión lenta te limitará mucho ya que vamos a trabajar con archivos realmente pesados —a menos que te armes de paciencia—.
  • Características de los proyectos

    No es lo mismo ser un vloguero (pseudocastellinación del término por mi parte) cuyas piezas tienen un minutaje corto, a ser un director de cortometrajes cuyos proyectos tendrán un minutaje sensiblemente mayor. Algunas plataformas de video on-line ofrecen limitaciones en cuanto a la tiempo de duración de los videos ¡Tenlo presente!
  • Cálidad máxima/minima con la que estás dispuesto a trabajar.

    Quizás en un momento determinado te interese realizar un remuestro (de fotogramas por segundo o del tamaño de tu video—de 1920×1080 a 1280×720 como ocurre con YouTube—). A favor: el menor tamaño de archivo hará la difusión más rápida. En contra: en determinados proyectos, un remuestro de la velocidad de fotogramas por segundo puede ser una decisión catastrófica.
  • Valores añadidos de la plataforma de videos on-line

    No todas las plataformas trabajan igual. Podrás comprobar activando las opciones HD que Vimeo renderiza mucho mejor que YouTube. Blip.tv rederiza similar a YouTube, pero a su favor está la no limitación de minutaje del proyecto. Cada asistentes para la subida de video es diferente y no todos trabajan igual dependiendo de tu país, conexión, etc. Las combinaciones son varidadas, pero por suerte, finitas.

Por mi parte espero poner en práctica esta lista de sugerencias con mi propio trabajo próximamente ;-)

Si aún os quedan dudas os vuelvo a insistir en el enlace anterior que es realmente aclarador y el motivo de todo este artículo.

Podcasting

Headphones

Fotografía de aloshbennett en Flickr

A raiz de las participaciones que el proyecto flapa —ya sabéis, humor irreverente (+18)— ha hecho en el sector de la podcastfera, como:

tanto mi colega Daniel Calderón (aka Astracán) como yo mismo nos hemos puestos a investigar en pararelo cómo funciona este sector de la blogocosa dedicado a la creación de contenido propio cuyo soporte final es un archivo de audio.

Cómo crear un podcast

Los podcasteros son generosos y comparten en varios sitios los recursos y conocimientos necesarios para que podamos crear nuestro propio podcast de manera sencilla en pocos pasos. Además de estos recursos que os señalo, podéis encontrar mucha más información en sitios como SlideShare, donde existen presentaciones que nos detallan todos los trucos paso-a-paso para la creación:

Y no sólo presentaciones del estilo HowTo podéis encontrar en SlideShare. También otros expertos del medio nos ofrecen presentaciones de serios análisis sobre el mundo del podcast.

Contenidos de la podcastfera

Llevo poco tiempo escuchando podcast. Aún así creo que es el tiempo suficiente como para poder lanzar un par de opiniones y/o valoraciones desde dos perspectivas diferentes: como consumidor de contenidos y como creador de contenidos.

  • Como consumidor de contenido debo decir que en general me gustan todos los podcast con los que me voy encontrando. Noto que en la mayoría de los podcast de entretenimiento, quizás podríamos decir “generalistas“, hay una cierta herencia del formato de radio que prodigaba Pablo Motos con su “No somos nadie“. Salvando las diferencias técnicas y profesionales, estos podcast funcionan realmente bien. Y es muy posible que sean una mejor alternativa a la lecturas de infinitos post en horario de oficina.
  • Como creador de contenidos veo claramente que el formato está, en parte, por explotar. Es cierto que además de los podcast generalistas, también abundan podcast que tratan temas concretos (política, periodismo, deportes). El directorio es amplio. Aún así a nivel creativo el formato podría ser explotado con otras grandes ideas, tratando también más temáticas dentro de la ficción en audio. Y no soy el primero que se lo cuestiona, por supuesto. Supongo que poco a poco irán floreciendo nuevas temáticas —mejor o peor trabajadas, según los recursos y la habilidad de cada cual—, en las que los podcasteros puedan desarrollar su creatividad.

Yo y los podcast

La mejor forma de exponer estas ideas no consiste únicamente en redactar ester artículo. Como el movimiento se muestra andando, en el núcleo creativo de flapa estamos estudiando algunas ideas para llevarlas al formato podcast. De dicho estudio extraigo esta documentación que me ha parecido importante compartir con vosotros.

Cazando a Gollum

The Hunt For Gollum

The Hunt For Gollum es una fan-film, es decir, una película hecha por fans de El Señor de los Anillos. La historia del film que nos ocupa estas líneas está basada concretamente en la historia de Aragorn cazando a Gollum, previo a lo que acontece en las películas de Peter Jackson.

Después de más de un año de trabajo, el resultado ha sido totalmente espectacular teniendo en cuenta que es una película amateur. Con casi 40 minutos de metraje merece la pena ser vista. Seguramente de lo mejorcito con carácter no profesional que se puede ver en Internet. Un regalo para los amantes de la obra de J. R. R. Tolkien hecha por amantes de la obra de J. R. R. Tolkien.

Creo que esto consolida la idea de que, gracias a la banda ancha y al acceso que tienen los usuarios a una tecnología mejor relativamente más barata (equipos profesionales y semiprofesionales), si no encuentras el contenido que buscas, puedes crearlo tú mismo. ¡Brillante!

Aqui podéis ver la película

Gracias a Andrés por el aviso ;-)